-Santiago_Carrillo_firmando_en_la_Feria_del_Libro_de_Madrid_en_2006.jpg
Santiago Carrillo Solare. Foto: photoAtlas. Commos
Santiago Carrillo Solares
, político y periodista. Nació en Gijón (Principado de Asturias) en 1915 y murió en Madrid en 2012 a los 97 años de edad.
Santiago Carrillo fue una de las figuras claves en el Patido Comunista (PCE) de cuyo partido, fue secretario general desde 1960 hasta 1982. Combatió en la Guerra Civil Española y fue una figura relevante de la oposición al franquismo y de la Transición Española.
Familia
Su padre,Wenceslao Carrillo era obrero fundidor y militante del PSOE y de UGT. En 1924 pasó a ser dirigente nacional de ambas organizaciones y la familia se vio obligada a trasladarse a Madrid. Su madre fue María Rosalía Solares Martínez.En 1936 se casó con Asunción Sánchez de Tudela, alias Chon, con la que tuvo una hija, que nació con afecciones de salud muy serias y moriría muy joven. En 1949, se casó de nuevo en París, con Carmen Menéndez Menéndez con la que tuvo tres hijos, Santiago, José y Jorge.
Formación
Santiago Carrillo al llegar a Madrid ingresó en el Grupo Escolar Cervantes dependiente de la Institución Libre de Enseñanza. No pudo cursar Bachillerato, porque la familia no pudo costear esos estudios.
Inicios políticos
Siendo muy joven se afilió a las Juventudes Socialistas de España (JJ. SS.) y a la UGT. Estuvo encuadrado desde un principio en la minoría revolucionaria del partido socialista y pronto destacó por su capacidad de análisis y facilidad dialéctica.
Periodismo
En 1930, empezó a colaborar como periodista, de formación autodidacta, en El Socialista y cuando se proclamó la Segunda República en 1931, se le encargó la información parlamentaria, para ese periódico. En esa tarea se codeó con los grandes periodistas encargados de la información parlamentaria de los otros periódicos tales como Víctor de la Serna (Informaciones), Wenceslao Fernández Flórez (ABC) y Manuel Azaña (El Sol).En 1933 asumió la dirección de la revisa de las JJ.SS titulada Renovación, desde la que defendió con ardor su posición revolucionaria extendiéndola en el seno de la organización juvenil.
Secretario General de las JJ.SS
En 1934, fue elegido secretario general de las Juventudes Socialistas y allí existían las dos corrientes en el PSOE de la época. El grupo dominante era el de los reformistas, comandados por Julián Besteiro e Indalecio Prieto. El otro grupo era de los revolucionarios, cuyo líder era Francisco Largo Caballero.Carrillo empezó a colaborar estrechamente con Largo Caballero. Pronto lograría el aprecio de éste, hasta el punto de llegar a ser considerado su "delfín".Partidario de la unificación de las juventudes obreras, intentó conseguir la unidad de acción de las Juventudes Socialistas y Comunistas con esa estrategia ambas organizaciones convocaban manifestaciones y participaban en mítines de forma unitaria.
Revolución de 1934
Carrillo tomó parte activa a favor del movimiento revolucionario conocido como Revolución de 1934, fracasada la revolución fue encarcelado hasta que, tras la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936, fue puesto en libertad. Compartió cárcel con Largo Caballero, su propio padre y otros muchos dirigentes socialistas. Es durante este encierro cuando se distanció de las posturas políticas de Largo Caballero al considerarlas moderadas.
Viaje a Moscú
Al salir de la cárcel, en 1936 los representantes de la Internacional Comunista en España le propusieron que organizase un viaje a Moscú con las direcciones de las JJ.SS. y JJ.CC. para negociar su unificación.Santiago Carrillo se vio deslumbrado por la revolución triunfante y las JJ.SS. y JJ.CC., alcanzaron acuerdos de unificación y pasaron a llamarse Juventudes Socialistas Unificadas y se marcaron como objetivo la unificación de los partidos obreros, bajo la órbita de Moscú. La unificación se impuso y lograron un espectacular crecimiento hasta alcanzar los 200.000 afiliados.
Guerra Civil (1936/39)
El Golpe Militar del 18 de julio de 1936, sorprendió a Santiago Carrillo en París. Regresó a España por la frontera de Irún y, en San Sebastián, se incorporó al ejército republicano y salió con una columna dirección a Aguilar de Campoo con la intención de avanzar hacia Madrid. No pudo conseguir ese objetivo y regresó nuevamente a Francia para entrar por la frontera catalana y así regresar a Madrid donde, con el grado de capitán, luchó en el frente de la sierra.
JSU
El inicio de la guerra, interrumpió el proceso de unificación de las juventudes comunistas y socialistas, pero se nombró una ejecutiva formada por siete socialistas y siete comunistas, con Santiago Carrillo a la cabeza como Secretario General. Desde estos primeros momentos, las Juventudes Socialistas Unificadas se mostraron especialmente activas estando presentes en todas las unidades y en todos los frentes, numerosos jóvenes se encuadraron en sus filas para luchar contra la sublevación.
Matanzas de Paracuellos
Durante el mes de octubre de 1936 cuando las fuerzas rebeldes avanzaban hacia Madrid de forma imparable, Santiago Carrillo se afilió al Partido Comunista de España y pasó a formar parte la Junta de Defensa de Madrid para tratar de impedir que las tropas franquistas, entrasen en la ciudad. Santiago Carrillo fue nombrado Consejero de Orden Público.
Tuvo que reclutar gente y organizarla, mantener la estructura de la ciudad y mantener la moral de su población que ya sabía que el gobierno había abandonado la ciudad y se había instalado en Valencia.
Entre otras medidas, se decidió evacuar a los presos políticos que había en las cárceles (Modelo, Porlier, Ventas y otras), porque el día 7 de noviembre, Madrid sufrió continuos bombardeos de la aviación y la artillería, en la Ciudad Universitaria y en la Casa de Campo se combatía cuerpo a cuerpo.
Ese día un convoy de autobuses que trasladaba a los presos políticos con destino a otras cárceles fuera de la ciudad fue desviado hacia el municipio de Paracuellos de Jarama, y allí fueron fusilados, suceso conocido como la Matanza de Paracuellos.
Los sucesos se repitieron días después, esta vez en el municipio de Torrejón de Ardoz. En total, entre 2.500 y 5.000 presos, civiles y militares fueron fusilados y sus cuerpos enterrados en fosas comunes.
El régimen franquista ha responsabilizado directamente a Carrillo de estas matanzas, acusándole de haberlas permitido o amparado en su calidad de Consejero de Orden Público.
La polémica entre los historiadores sigue aún en la actualidad existiendo cierto consenso acerca de que Carrillo, en su condición de Consejero de Orden Público, difícilmente pudo haber ignorado, al menos desde el 7 de noviembre, que las matanzas estaban teniendo lugar, sin que hubiese hecho nada por evitarlo. Carrillo ha negado siempre su participación o responsabilidad en estos asesinatos.
El 24 de diciembre de 1936, Santiago Carrillo abandonó la JDM, cuando el frente en Madrid se había estabilizado, y centró todos sus esfuerzos en la dirección política de las JSU.

Carrillo y el PCE
Desde su entrada en el PCE en 1936, Carrillo, acató con disciplina todas las posiciones de la dirección del partido durante la guerra. No planteó ninguna discrepancia de importancia y asumió todas las consignas de la Internacional Comunista.
Exilio y clandestinidad
Al final de la guerra salió de España hacia el exilio en Frnacia por la frontera catalana. Desde París viajó a Bélgica donde la IC le preparó un viaje para llegar a Moscú. Viajó por diferentes países para organizar la IJC. A la muerte del secretario general del PCE, José Díaz, desde Cuba, declaró que la única capaz de asumir la máxima responsabilidad del PCE era Dolores Ibárruri, Pasionaria.Carrillo estaba en Argel cuando fue nombrado miembro del Buró político del PCE y se le encargó la más alta responsabilidad organizativa del partido en esos momentos, que fue la organización del PCE en España. Con esa responsabilidad ordenó en 1944, detener la invasión del Valle de Arán y ordenó que se retirasen los “maquis” hasta su disolución en 1949.Stalin, ante los esfuerzos estériles de la guerrilla, aconsejó la infiltración en los Sindicatos Verticales, considerándolos una organización de masas legal que los comunistas debían utilizar para combatir el franquismo.
Secretario General del PCE
En la década de 1950 , las relaciones entre la Pasionaria y Carrillo se enfriaron por diferencias respecto a la organización del partido en París. En el V Congreso del PCE, celebrado en Checoslovaquia en 1954, Carrillo planteó la democratización del partido.Santiago Carrillo desde París publicó un artículo en la revista Nuestra Bandera donde planteaba la "política de reconciliación nacional". La dirección del PCE, sin conocer la existencia del artículo, hizo declaraciones en contra.Carrillo se enteró de esas declaraciones cuando el artículo todavía estaba en la imprenta pero no hizo nada por retirarlo. A consecuencia de este incidente Carrillo estuvo a punto de ser expulsado del partido.El conflicto planteado era grave. porque Santiago Carrillo era el máximo responsable político de la organización del PCE en España, y controlaba esa organización. La dirección no podía permitir que todo ese poder estuviese en manos de alguien que escapaba a su control y su actitud fue considerada como alta traición. Pasionaria entendió que los tiempos habían cambiado, e hizo que el resto de la dirección reconsiderara su postura.En el VI Congreso del PCE Carrillo accedió oficialmente a la Secretaría General del PCE al tiempo que La Pasionaria fue promovida a la Presidencia del partido.
Eurocomunismo
A partir de su elección como Secretario General del PCE, este partido se convirtió en la organización más beligerante de la oposición al franquismo. Con la ascensión de Carrillo a la Secretaría General, las prácticas estalinistas no desaparecieron, sólo se suavizaron.En1964 las diferencias con Fernando Claudín y Jorge Semprún fueron solventadas acusándolos de fraccionarios y expulsándolos del partido.A partir de 1968, tras sus críticas a la invasión soviética de Checoslovaquia, comenzó su distanciamiento de la tutela de la URSS y su acercamiento, junto al líder comunista italiano Enrico Berlinguer, y al francés Georges Marchais, a la línea independiente con respecto a Moscú conocida como eurocomunismo.
La transición democrática
Santiago_Carrillo_003.jpg
Santiago Carrillo en 1977, Foto: Nemo Commons

En 1976, tras la muerte de Franco, Carrillo regresó en secreto a España y fue detenido, su objetivo era poner al gobierno frente a la tesitura de tener que reconocer la existencia y fuerza del PCE, así como reconocer los esfuerzos desarrollados en el periodo de clandestinidad en la lucha por las libertades.Carrillo había ofrecido al presidente Adolfo Suárez garantías de moderación de sus militantes, así como la aceptación del régimen monárquico y de la bandera nacional.Sus actividades y mentalidad, más abierta y dialogante, han hecho que haya sido considerado por muchos historiadores como una de las personalidades que posibilitó el éxito de la transición política a la democracia en España.Fue el atentado de la Matanza de Atocha el 24 de enero de 1977, donde murieron asesinados por un grupo de extrema derecha cuatro abogados afiliados al PCE, cuando Carrillo consiguió el apoyo definitivo de parte de la sociedad española y de Suárez.Un día después de aquella masace, se produjo la primera gran manifestación multitudinaria de la izquierda desde la Segunda República, seguida semanas después de decenas de paros y manifestaciones pacíficas, en solidaridad con lo ocurrido y el partido comunista.El 27 de enero, Carrillo se reunió con Suárez y se comprometió a que el PCE renunciaba a reivendicar la república, a cambio de la legalización.El 2 de marzo, en una reunión celebrada en Madrid con la asistencia de Marchais y Berlinguer, Carrillo presentó de forma oficial el movimiento eurocomunista.
Legalización del PCE
El 9 de abril de 1977 el PCE fue legalizado por el gobierno de Suárez, lo que provocó la dimisión inmediata del Ministro de Marina que protestó tal decissión. La declaración de Santiago Carrillo tras conocer la noticia fue:Acabo de conocer la legalización del PCE. La noticia me produce la misma satisfacción que van a sentir millones de trabajadores y demócratas en España. Es un acto que da credibilidad y fortaleza al proceso de marcha hacia la democracia. Ahora lo indispensable es que se llegue también a una auténtica libertad sindical”.El 15 de junio de 1977 se celebraron las primeras elecciones democráticas en las que Carrillo salió elegido diputado al Congreso por Madrid, formando después parte como tal en el proceso de elaboración de la nueva Constitución. Su elección se vería renovada en las sucesivas convocatorias electorales de 1979 y 1982.
Dimisión en la Secretaría General del PCE
Los resultados electorales, obtenidos por el PCE en las elecciones generales de 1982 quedaron muy lejos de los esperados por sus militantes y comenzaron a producirse una serie de abandonos del denominado sector renovador. Esto le llevaría a dejar la secretaría general, el 6 de noviembre de 1982 en manos de Gerardo Iglesias, y Carrillo acabó su vida política cuando fue luego expulsado del PCE en 1985, cuando tenía 70 años de edad. Muchos de sus últimos seguidores se incorporaron al PSOE.
Tertuliano
Durante su larga jubilación siguió colaborando habitualmente con varios medios de comunicación como El País y la Cadena SER.
Reconocimientos honoríficos
En octubre de 2005 fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Madrid. La ceremonia estuvo marcada por la actuación violenta de un grupo reducido de personas que acudió a la concentración de protesta.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Hay una gran cantidad de reseñas biográficas de este personaje, en Internet, pero para esta biografía me he basado en adaptar extractos de la extensa biografía que hay de Santiago Carrillo, en la Enciclopedia Wikipedia donde se encuentran referenciadas las fuentes en las que se ha basado dicha biografía.

Editor: FRB