Ramón_Fernández_Reguero_(_Eulogia_Merle).jpg
Ramón_Fernández_Reguero_(_Eulogia_Merle)
Ramón Fernández Reguero
, científico, catedrático, topógrafo e inventor. Nació en San Andrés de Serantes, que pertenece a Tapia (Asturias), en 1775 y murió en Tapia de Casariego en 1840 a los 65 años de edad.
Fernández Reguero fue un hombre emprendedor y dinámico que con sus inventos fue un precursor del tractor agrícola y avaló el desarrollo de la cultura, la agricultura, la industria y la minería a orillas del Eo. Sus invenciones constituyeron, importantes hitos de la Historia de la tecnología en España, y también sin ninguna duda de las historias universales de la maquinaria agrícola.
Familia
Formación
Inició sus estudios en la universidad de Oviedo y posteriormente marchó a Valencia para estudiar en la Real Academia de San Carlos la carrera de Matemáticas puras, en 1802 obtuvo los títulos de agrimensor y topógrafo, pasando poco después a trabajar para el Ejército como topógrafo.
Guerra de la Independencia
¿Y qué ocurrió al producirse la invasión napoleónica?
Al iniciarse la Guerra de la Independencia me puse de inmediato del lado de los patriotas, regresando a Asturias, donde fui nombrado vocal de la Junta de Armamento y Defensa del partido de Vega de Ribadeo, siendo comisionado para todas las operaciones de defensa, organización de alarmas y levantamiento de planos militares, y en el ejercicio de estas comisiones se me encargó buscar el emplazamiento de una fábrica de armas, que encontré en la propia Vega de Ribadeo.Realicé otros encargos por cuenta de la Junta Superior, del director de Artillería y del capitán general, lo que no fue inconveniente para que me encontrara presente en todas las alarmas, excepto en la de Pravia, por hallarme desempeñando en aquel momento otras funciones al lado del Gobierno supremo.Al terminar la Guerra decidí quedarme en mi tierra, primero elaborando diversos informes políticos y económicos, que me fueron solicitados por el Gobierno, y más tarde fui llamado para desempeñar la administración de la Casa de Tapia, que pertenecía a la familia Valledor, y de las minas de Salave, en Castropol”.
Docencia
En 1811, en cuanto que era el administrador de la Casa de Tapia, le encargaron que volviera a poner en marcha el Seminario de Educación del Partido de Castropol en la Vega de Ribadeo, que había sido fundado y dotado en 1726 por el obispo de Osma Jacinto Valledor.Los propietarios aceptaron sus propuestas y elaboró un plan de estudios con cuatro enseñanzas fundamentales: primeras letras, gramática latina y castellana, y matemáticas, de cuya enseñanza me encargó Ramón Fernández. El estudio de las matemáticas, en este Seminario, incluyó el estudio de aritmética y álgebra, geometría y trigonometría, secciones cónicas y cálculo diferencial e integral, más principios de cosmografía y geografía.En 1817, se creó por real decreto una cátedra de Agricultura, para la que Fernández Reguero redactó unas «Lecciones de agricultura para el Seminario de la Vega de Ribadeo». En atención a sus méritos y servicios, fue nombrado catedrático de Agricultura y se ocupó de la organización del Seminario de Agricultura y Enseñanza Primaria de la Vega de Ribadeo a partir de la instauración de esta nueva cátedra.
Represión y cierre del Seminario
¿Cuál es el motivo de la actual decadencia del Seminario?
La reacción absolutista de 1823 con el restablecimiento de Narizotas como rey absoluto dio como resultado el cierra del Seminario, la cátedra de Agricultura fue trasladada a la Universidad de Oviedo, y yo no sólo fui destituido de esa cátedra, sino que estuve sujeto a prisión y procesamiento; y pese a que no estuve demasiado tiempo encerrado, hasta 1834 no pude volver a levantar cabeza.Entonces fundé la Real Sociedad Económica Subalterna de Amigos del País del Partido de la Vega de Ribadeo, y pude volver a poner el Seminario en funcionamiento, no sin mucho esfuerzo. Y ahora comprobé que el Seminario no pudo ser ni de lejos lo que fue, porque ya no tenía la energías para hacer que funcionase de otro modo, y temo que cuando yo falte, se cierre el Seminario.En 1834 oposité de nuevo a la cátedra de Agricultura, de la que había sido despedido, recuperándola”.
Inventor
A pesar del trabajo constante, como profesor y director del Seminario, fue también muy relevante su trayectoria como inventor.Llevó a cabo una mejora significativa de los aperos de labranza, simplificó el empuje alternativo del émbolo del vapor en rotación, inventó una sembradora mecánica y aplicó el vapor a vertederas agrícolas, lo que le permitió ser un precursor de los tractores agrícolas, al poder labrar las tierras sin necesidades de la tracción animal.También estudió e investigó las antiguas minas de estaño en Salave y los caminos y carreteras para su mejora, entendiendo que la buena comunicación era indispensable para la prosperidad económica de Asturias, tal como lo entendía el gran Jovellanos.También ideó un método para conducir con máquinas de vapor los carros de los cañones de campaña e inventó un carro de fuego de mucha ventaja no sólo contra la Infantería sino contra la Caballería enemiga, que sólo puede entenderse como el precursor de los que fueron después conocidos como tanques.Sus invenciones constituyen sin duda importantes hitos de la Historia de la tecnología en España, y también sin ninguna duda de las historias universales de la maquinaria agrícola.Colección_Ideas.JPG
Publicaciones y divulgación
La amplitud de las inquietudes de Fernández Reguero quedó ilustrada por el polifacético título de una de sus obras fundamentales, que más que un libro fue una enciclopedia de divulgación técnica, publicada en Lugo en 1837, con un título:«Colección de ideas o apuntes relativos a prácticas electorales, influjo político de las discusiones locales, sistema legal de reemplazo del Ejército de mar y tierra, enseñanza agraria aplicada, protección del trabajo de los agentes agrónomos y su estabilidad local, memorias y castillas agrarias, descripción de aperos, máquinas, instrumentos aplicados a la agricultura, minería, acarreo, geodesia o topografía».”La Sociedad asturgalaica de amigos del país, con sede en Castropol, reeditó en 2006 una de las obras claves de Fernández Reguero, su “Aplicación del vapor al transporte general sobre caminos comunes”.

Volver a la página de inicio

Fuentes
Esta biografía se ha confeccionado a partir de las reseñas biográficas que existen del personaje en Internet.
Editor: FRB