Pepín Fernández.jpg
Pepín Fernández
José Fernández Rodríguez
, empresario, conocido como Pepín Fernández. Nació en El Rellán, Grado (Principado de Asturias) en 1891 y murió en Madrid en 1982, a los 91 años de edad.
Fue el fundador de los grandes almacenes Galerías Preciados, que fue el primer gran establecimiento moderno puesto en servicio en España.
Familia
Pepín conoció en su entorno familiar el comercio, ya que sus padres, Manuel Fernández «el de El Rellán» y María Rodríguez, regentaban una pequeña tienda. Contrajo matrimonio en1920 en La Habana con la cubana Carmen Menéndez Tuya. Tuvieron tres hijos.
Emigración
En 1908, con 16 años, emigró a México, posteriormente se trasladó a Cuba, dónde se encontraba su hermana Eustaquia y empezó a trabajar en los Almacenes El Encanto donde era gerente su primo César Rodríguez González.
El Encanto
Pepín Fernández se forjó empresarialmente en los almacenes El Encanto allí coincidió con su primo Ramón Areces fundador de El Corte Inglés, la empresa que acabaría por adquirir Galerías Preciados.En El Encanto trabajó primero como vendedor y en 1912 ascendió a contable de la empresa, en ese cargo impuso como innovación en el establecimiento el precio fijo en etiquetas para evitar el regateo. Logró también renovar la publicidad, haciéndola más directa, persuasiva y simple.
Regreso a España
En 1931, Pepín Fernández regresó a España con su esposa y sus tres hijos y se establecieron en Madrid. Tres años más tarde, junto con César Rodríguez y varios dependientes madrileños fundó Sederías Carretas, mediante la compra de la tienda textil Nuevas Pañerías situado en la calle Carretas de Madrid.El local se amplió y no cerró durante la Guerra Civil. Una cuidada estrategia publicitaria, atractiva y directa, que él mismo redactaba y una constante preocupación por mejorar los servicios existentes e introducir otros nuevos, fueron los factores que consiguieron atraer al público.
Fundación de Galerías Preciadosgaleriaspreciados.jpg
En 1935, había comprado ya el solar situado entre las calles Preciados, Carmen y Rompelanzas. Y allí se estableció el primer establecimiento de Galerías Preciados que abrió sus puertas en 1943.Desde el principio se apostó por crear un modelo de establecimiento similar al de los grandes almacenes existentes en otros países europeos, modelo hasta el momento desconocido en España.Se ofrecía gran variedad de productos, un precio fijo y una atención al cliente de calidad. Además, se trató de proyectar una imagen de modernidad, contando con algunos adelantos técnicos del momento, como escaleras mecánicas. Por otra parte, se engalanaba a menudo el establecimiento para celebrar algunos eventos y fechas señaladas, como el Día de la Madre.
Competencia con El Corte Inglés
En la década de 1950 apareció la competencia, con El Corte Inglés, dirigida por su primo Ramón Areces y presidida por César Rodríguez, a la cabeza. Esta empresa fue la que acabó venciendo a Galerías Preciados en la batalla comercial.Cada empresa llevaba una estrategia distinta, Ramón Areces financiaba los nuevos centros con las ganancias adquiridas, mientras que Pepín Fernández se endeudaba para poder expandirse.Esta situación se debió posiblemente a la delantera que tomó El Corte Inglés en su expansión con la apertura en 1962 de su tienda en Barcelona. Galerías respondió comprando los Almacenes Jorba por lo que a partir de ese momento la marca en Cataluña se denominó Jorba Preciados.Aunque las tensiones entre ambas empresas terminaron con una guerra abierta, Fernández y Areces distinguían bien el plano familiar del profesional, apoyándose mutuamente en los malos momentos.
Decadencia de Galería Preciados
A mediados de la década de 1960 se inició el declive de Galerías Preciados. La decadencia física de Pepín Fernández, junto con su incapacidad para aceptar la supremacía de su máximo competidor, le llevaron a tratar de emular las acciones de El Corte Inglés.La compañía trató de crecer a un ritmo superior al de sus capacidades, abriendo nuevos establecimientos, razón por la cual su endeudamiento alcanzó unos niveles excesivos.Por esta razón y debido a su alto endeudamiento provocó que en 1979 su principal acreedor, el Banco Urquijo, se hiciese con la gestión de la empresa, vendiéndola posteriormente a Rumasa en 1981.Rumasa íncluyó a Pepín de nuevo en la gestión de la compañía pero tras su muerte Galerías Preciados dejó de estar bajo el control familiar.
Expropiación de Rumasa
La expropiación de Rumasa en 1983 supuso que luego Galerías Preciados fuese privatizada pasando por varias manos hasta que acabó en 1995 siendo absorbida por su rival El Corte Inglés.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Pepín Fernández. Grao.net
Pepín Fernández. Webs.uvigo.es
Editor: FRB