melquiades5.gif
Melquiades Álvarez
Melquíades Álvarez González-Posada
, abogado, catedrático y político. Nació en Gijón (Principado de Asturias) en 1864 y murió asesinado en Madrid por las milicias del Frente Popular en 1936 a los 72 años de edad.
Como político destacó por su excelente oratoria, le llamaban "El Tribuno" y el "Pico de Oro". Fue uno de los políticos españoles más destacados del primer tercio del pasado siglo XX .
Familia
Pertenecía a un familia acomodada,
Formación
Estudió Derecho en la Universidad de Oviedo, donde se licenció en 1883
Docencia
Ganó la Cátedra de Derecho Romano en la Universidad de Oviedo en 1889. Amigo de Leopoldo Alas, «Clarín», fue quien le animó a desarrollar su carrera docente, fue protagonista de una de las épocas más brillantes de la educación superior en el Principado. Tomó contacto con el grupo de profesores que promovieron la Extensión Universitaria, inspirados por la Institución Libre de Enseñanza.
Abogacía
Inició la carrera profesional de abogado en Oviedo. Entre 1894 y 1898 fue decano del colegio de abogados de esta ciudad. Durante su estancia en Madrid también fue decano del Colegio de Abogados de Madrid
Periodismo
Se inició en la profesión de periodista, fundando el rotativo La Libertad, además de colaborar asiduamente con el periódico de su ciudad natal El Eco de Gijón.
Inicios políticos
En sus inicios se adscribió al republicanismo de Nicolás Salmerón, para fundar en 1912 el Partido Reformista, en el que militaron miembros de la intelectualidad española del momento, como Benito Pérez Galdós, Manuel Azaña y José Ortega y Gasset.El Partido Reformista, era de inspiración republicana pero dispuesto a gobernar en una monarquía democrática, porque consideraba que, en democracia, la cuestión de la forma de gobierno -monarquía o república- era accidental.
Denuncia
Entre 1901 y 1912, Melquiades mantuvo una línea claramente regeneracionista, ya que denunció en el Parlamento los males que sufría el país. Un ejército dominante sobre la sociedad civil; una iglesia católica que ejercía una tutela teocrática sobre la vida política; una monarquía donde el rey, reina y gobierna; una Constitución democrática en el papel, pero arbitrariamente aplicada en la práctica; y unos partidos dinásticos basados en el clientelismo, el caciquismo y el fraude electoral”.
Evolución política
Melquíades Álvarez fue moderando su ideología de izquierdas y se aproximó al Partido Liberal de la monarquía, lo que le permitió acceder en 1922 a la presidencia del Congreso de los Diputados. Fue destituido del cargo en 1923 cuando triunfó el golpe de Estado de Primo de Rivera Durante esa dictadura participó en varias conspiraciones dirigidas a derribar al dictador.
Segunda República
segunda-republica.jpg
Melquiades Álvarez tuvo cierto protagonismo en la redacción de la Constitución Republicana.

Durante la Segunda República, su partido, para entonces llamado Partido Republicano Liberal Demócrata, era muy minoritario, y se encontró situado en el centro-derecha del espectro político.
Diputado
Desde 1901, casi sin interrupción, hasta el final de su vida, fue diputado a Cortes. En las Elecciones de 1931, fue elegido diputado por Valencia, y salió reelegido diputado por Asturias en 1933 (en listas conjuntas con la CEDA).
Constitución republicana de 1931
Melquiades intervino en el debate de la Constitución de 1931 para defender que ésta no fuera "el reflejo de un partido político -que siempre sería mezquino y deleznable-, sino, sencillamente, el reflejo de un criterio más amplio, mirando al porvenir y a la evolución total de la vida" recordando que ese tipo de Constituciones, como la Constitución de 1876, "han disfrutado de una vida precaria porque no reflejaban el criterio de la vida nacional, sino el criterio del partido vencedor".
Ideas democráticas
En sus discursos llamaba la atención sobre la necesidad de "prevenirse" contra las "dictaduras como el bolchevismo y el fascismo "que tienen una ideología particular muy semejante, porque absorben la nación el Estado, al Estado lo identifican con el Gobierno y el Gobierno lo vinculan en el poder político personal".
Religión
Sobre el "problema, que se llama indebidamente religioso" advirtió que se veía influido "por dos fanatismos igualmente execrables, que habían condicionado toda la política española: los que llamaba el fanatismo de la derecha y el fanatismo de la izquierda; el fanatismo rojo y el fanatismo negro". En esta cuestión no se mostró partidario de la separación de la Iglesia y el Estado, sino del regalismo, porque "creo que el Estado debe intervenir y procurar llevar la dirección de la vida social".
Autonomías
Referente al "problema de la autonomía" echaba en falta "una afirmación categórica, expresiva, que no dejara lugar a dudas, sobre la unidad de la nación española... cuya existencia está acusada vigorosamente por su lengua, por su tradición, por su raza, por la magnificencia de su espíritu, de cuya grandeza ha quedado una estela luminosa en la Historia".
Referencias
Hizo un llamamiento para se tomara como modelo la Constitución de la Tercera República Francesa que "vive hace cerca de setenta años" y así habríamos realizado una obra seria en beneficio de la República, que en este punto, identificada con España, es el triunfo de la libertad, de la democracia y del progreso.
Revolución de Asturias de 1934
La insurrección contra la legalidad republicana, ocurrida en Asturias en octubre de 1934, motivó la más rotunda condena de Melquíades. Durante el resto del periodo de 1934 y 1935, apoyó los gobiernos moderados y varios melquiadistas se integraron como ministros en los gobiernos de coalición presididos por Alejandro Lerroux y Ricardo Samper. La crítica a los socialistas por la Revuelta de Octubre de 1934 levantó contra él odios inmensos desde el PSOE y la UGT.
Frente Popular y asesinato
Cuando en enero del año 1936 ganó las elecciones la colación de partidos de izquierdas englobados en el Frente Popular, la formación de Melquíades Álvarez se radicalizó hasta el extremo de apoyar abiertamente el alzamiento militar de los generales africanos. Esto provocó que fuera hecho preso nada más comenzar la Guerra Civil. Confinado en la Cárcel Modelo de Madrid, fue brutalmente asesinado el 22 de agosto de 1936. Junto a él, fusilaron también a los ex ministros asturianos Manuel Rico Avello y Ramón Álvarez-Valdés, este último había sido ministro de Justicia de la Segunda República.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Los últimos días de Melquiades Alvarez. Lne.es
Melquiades Álvarez. Biografiasyvidas.com
Melquiades Álvarez. Clubrepublicano.org
Editor: FRB