General_José_Miaja_Menant (1).jpg
José Miaja Menant
José Miaja Menant
, militar. Nació en Oviedo en 1878 y murió exiliado en México D.F. en 1958 a los 79 años de edad.
Fue una de las personas clave, como general en jefe de la Junta de Defensa en la defensa de Madrid en 1936, cuando estalló la Guerra Civil.Combatió hasta el final de la Guerra Civil, tras cuyo final tuvo que partir al exilio que repartió entre Francia y México. Supo servir al pueblo austeramente y ser leal al régimen al que prometió, por su honor, defender y apoyar.
Familia
Era hijo de un obrero de la fábrica de armas de Oviedo, se casó en Marruecos con la hija de un capitán. No se le conoce descendencia.
Trayectoria militar
Al terminar el bachillerato, ingresó en la Academia militar de Toledo en 1896. Su primer destino fue en Asturias, luego se trasladó a Melilla, en 1900, con 22 años de edad. Participó activamente en la guerra de Marruecos donde destacó reorganizando la línea en Sidi Musa y en el asalto a la bayoneta de Talusit Bajo, siéndole concedido el empleo de comandante de Infantería por méritos de guerra.
Segunda República
Fue ascendido a general en agosto de 1932, y se le confirió el mando de la 2ª Brigada de Infantería de la Primera División Orgánica, acuartelada en Badajoz. Posteriormente, en 1932, el gobierno presidido por Martínez Barrio le otorgó el mando de la 1ª Brigada de Infantería de la Primera División Orgánica, de guarnición en Madrid.Al formar gobierno Manuel Azaña en 1936, designó Ministro de la Guerra al general Masquelet pero al estar ausente llamó a Miaja para hacerse cargo de tan importante función, aunque por poco tiempo. Volvió a su brigada y ocupó también la jefatura de la Primera División Orgánica.
Guerra Civil
general-miaja-informaciones.jpg
El general Miaja en 1937 recibiendo el importe recaudado por el periódico Informaciones para regalarle la Laureada. http://www.fuenterrebollo.com/

En julio de 1936, al iniciarse la rebelión militar que desembocaría en la Guerra Civil Española, estaba al mando de la 1ª Brigada de Infantería de la Primera División Orgánica, de guarnición en Madrid.Muchos de sus subordinados estaban implicados en la sublevación, no obstante, el general Miaja, decidió permanecer leal al gobierno y fue designado ministro de la Guerra en el fugaz gabinete de Diego Martínez Barrio, en la madrugada del 18 al 19 de julio de 1936. No aceptó el mismo cargo en el gobierno formado por José Giral.En noviembre de 1936, al evacuar el gobierno la capital ante la inminente llegada de las tropas franquistas, fue nombrado presidente de la Junta de Defensa de Madrid. Con el teniente coronel Rojo como Jefe de Estado Mayor, logró detener al enemigo en el Manzanares tras feroces combates en la Ciudad Universitaria, alcanzando gran popularidad entre el pueblo madrileño. Sin Miaja no se hubiera impedido la entrada de Franco en Madrid.El trabajo de Miaja, fue difícil pero bien hecho, como lo prueba el resultado de que Madrid no fuera ocupado, dio lugar a que sobre el esqueleto de defensa creado por él y sus asesores, entre los que estaba su Jefe de Estado Mayor, el Comandante Rojo, se creara el Ejército Popular, que combatiría con creciente eficacia hasta ser derrotado, definitivamente, en la batalla del Ebro.Como Comandante del Ejército del Centro (febrero de 1937) y del Grupo de Ejércitos de la Región Central (mayo de 1938), dirigió las batallas de Guadalajara y Brunete, siendo uno de los militares republicanos con más poder.Tras la captura de Vizcaya, y ante la inminencia del ataque sobre Santander, la República lanzó un ataque diversivo sobre Brunete, empleando dos cuerpos de ejército, con 85.000 hombres, 300 aviones y 220 piezas de artillería, todos bajo el mando supremo de Miaja.Considerando que la negativa de Franco a aceptar negociaciones era debida a la participación comunista en el gobierno, Miaja no dudó en secundar el golpe de Estado contra el gobierno de Negrín, encabezado por el coronel Casado en marzo de 1939, presidiendo el Consejo Nacional de Defensa que desplazó por la fuerza al gobierno de Negrín del poder republicano, sin conseguir la "paz honrosa" que perseguían.
Exilio
En marzo 1939 se exilió embarcando en Gandía en un barco británico que le llevó a Orán (Argelia), después a Francia, y finalmente a México donde llegó a ser general contratado del Ejército de otra república que no se le haría tan difícil de defender.
Volver a la página de inicio
Fuentes
José Miaja Menant. Guerracivildiaadia.
José Miaja Menant. Buscabiografias.com
Editor: FRB