evaristo-valle1.jpg
Evaristo Valle
Evaristo Valle y Fernández Álvarez y Suárez Quirós
, pintor. Nació en Gijón (Principado de Asturias) en 1873 y murió en Gijón en 1951 a los 77 años de edad.
El conjunto de su obra, está dedicada en su mayor parte a la representación de temas populares asturianos y paisajes de su tierra. Además de sus Carnavaladas debe destacarse su atención a mineros, pescadores, marinos y a las clases trabajadoras tradicionales, tipos que responden a una intención no sólo estética, sino también testimonial.
Familia

Su padre, Evaristo del Valle Álvarez, procedía de Villaviciosa (Asturias) y se casó, en segundas nupcias, con la gijonesa Marciana Fernández Quirós, con la que tuvo seis hijos; el tercero sería Evaristo. Vive su niñez en Gijón, donde su progenitor era juez de paz. Murió si descendencia.

Emigracíón
A los diez años viajó con sus padres y hermanos a San Juan de Puerto Rico, donde su padre fue nombrado magistrado. Allí bajo los auspicios de su padre se inició en la pintura, En 1884, murió su padre y su madre viuda, regresó con toda la prole a Gijón.
Formación
En Gijón fue a la escuela y al instituto y empezó a trabajar en una casa de banca, luego en una refinería de petróleo y finalmente en una litografía, porque ahí le permitía relacionarse con la pintura que era su vocación.
Docencia
En Gijón impartió clases de dibujo que alternó con su pintura.
Estancia en París
Evaristo-valle-bio-325x375.jpg
Cuadro de Evaristo Valle ubicado en el museo que lleva su nombre.

A lo largo de su vida pasó varias estancias en París, la primera fue a los 25 años, en 1898 y allí se ganó la vida como dibujante litógrafo, realizando caricaturas e ilustrando cuentos. En 1900 se alejó del bullicio de la Exposición Universal de París, y viajó por Holanda, Bélgica e Italia. Después de la Expo hubo una crisis económica muy fuerte en París y al quedar sin trabajo regresó a España.
Pintura al óleo
Realizó un viaje rápido a Madrid, y conoció el Museo del Prado, Toledo y El Escorial, y regresó a Gijón fuertemente impresionado decidido a empezar a pintar en óleo.
Exposición en el Instituto Jovellanos
Realizó una exposición de su obra en el Instituto Jovellanos de Gijón y consiguió una pensión anual que le concedió el Ayuntamiento de Gijón para trasladarse de nuevo a París, donde hizo amistad con Luis Bonafoux y Zuloaga. En París, pintó Valle el cuadro que debía enviar al Ayuntamiento: “La Promesa”; dos figuras sobre un paisaje de Noreña.
Regreso a Gijón
Al finalizar la pensión que le había concedido el Ayuntamiento regresó a Gijón. Un grupo de amigos organizó una exposición en Gijón, en la que predominan junto a un buen número de retratos, cuadros de temas parisinos y asturianos, cargados todos ellos de una fina ironía social. El éxito de la exposición repercute muy positivamente en la moral de Valle, que decide volver a París.
Estancia en París
En 1908 se inició su tercera estancia en París, que fue la más holgada y rica en experiencias al reencontrarse con con viejos amigos y otros nuevos como Vázquez Díaz o Modigliani. Realizó un buen número de retratos de encopetadas señoras. Pintaría también retratos de tipos de los bajos fondos de París.Logró exponer en el “Salón de los Independientes” de París, pero siente nostalgia de España y decide afincarse en Madrid visitando por segunda vez el Museo del Prado y exponiendo en la Sala Iturrioz, sus primeras “Carnavaladas”, tema que de una profunda originalidad, riqueza plástica y misterio, que irían evolucionando hasta el final de sus días.
Estancia en París
En Madrid había poco trabajo y regresó de nuevo a París exponiendo nuevamente en el “Salón de los Independientes”. Los principales marchantes parisinos empiezan a interesarse por su pintura. Su situación empieza a ser holgada y esperanzadora.
Enfermedad
El trabajo le iba bien, pero no así la salud. Trastornos, no podía cruzar las calles. Sentía el vértigo del espacio, los suelos lisos le horrorizaban, era la enfermedad conocida como agorafobia. En ese estado no podía seguir en París y regresó en 1912 de nuevo a Gijón coincidiendo con la muerte de su madre que agravó su crisis anímica. Permaneció varios años enfermo, encerrado en casa y sin pintar, porque esa enfermedad le impedía vivir el mundo exterior.
Escritor
La enfermedad le da pie a iniciarse como escritor inventado otro yo que al cabo le resulta más interesante del que pudiera vivir en Gijón, o acaso en París. Fruto de este periodo de inactividad pictórica que se inicia, son un buen número de obras literarias inéditas, novelas y piezas de teatro, algunas iniciadas años atrás, la mayoría incompletas y con varias versiones, todas ellas con infinidad de meticulosas correcciones.
Mejoría
En 1917 su salud mejora y viaja a Madrid, Toledo, Aranjuez y el Monasterio de Piedra. Participa con dos cuadros en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Fruto de este viaje son una serie de apuntes al óleo de factura magistral, como la serie de “Los Palcos”, “Boda aristócrata”, “Elegantes de Gijón”, “Baile de carnaval”. Empiezan a predominar en adelante los temas de campo o aldea, lugares en los que el artista no sentiría además los síntomas de su enfermedad.
Exposiciones en Gijón, Oviedo, Madrid y Bilbao.
En 1918 expone en las dos ciudades asturianas y entabla amistad con Gerardo Diego y con Ortega y Gasset. Ortega le anima a mostrar su obra en Madrid.Llevó a la capital 55 obras, obteniendo una gran repercusión de medios de comunicación y artísticos. Le compraron cuadros, entre otros, Ignacio Zuloaga, Aureliano Berruete y Maniano Benlliure, este último para el Museo de Arte Moderno de Madrid. Expuso también en Bilbao con idéntico éxito. Conoció a José Francés, el apoyo que Francés prestó a Valle, sería decisivo en los próximos años.
Consolidación
Ahora pretende pintar la totalidad de la visión: que las figuras, las cosas y los colores estén donde deben estar y no ofendan a la vista; porque lo demás, aunque es mucho, en horas afortunadas nace espontáneamente del pintor, según cree el pintor.Con este nuevo aliento, entra Valle en una etapa muy fecunda, en la que pintaría buena parte de sus mejores obras, con temas de la mina, el mar, el campo,…, logrando sus más atrevidas conquistas en las “Carnavaladas”, en las que da rienda suelta a una asombrosa libertad de movimiento, color, empaste y composición, a la vez que la elaboración mental del cuadro se intensifica. De toda esta actividad envió cuadros a la Exposición Nacional de Bellas Artes.En 1922 realizó un exposición en el Palacio de Bibliotecas y Museos de Madrid, que José Francés se encargaría de organizar. Fue un gran éxito de prensa y asistencia. Un grupo de más de cien artistas e intelectuales ofrecen un banquete en su honor, firmando un pergamino que Valle conservó siempre en la pared de su estudio.
Exposiciones en el extranjero.
Ante los éxitos cosechados en España en 1923, decide probar fortuna en el extranjero, así que embaló sus cuadros y se marchó a Londres que sería la llave para entrar en Nueva York. Realizó una exposición en Londres con gran éxito de público y crítica. Por esas fechas concurrió con siete cuadros a una exposición de pintura asturiana, organizada por “El Heraldo de Madrid” en el Palacio de Bibliotecas y Museos.
Exposición en Nueva York
Gracias al gijonés Marcelino García, que era armador y consignatario de buques en Nueva York, le facilitó la realización de una exposición en la “Gainsborough Gallery”. La elección de la sala fue desafortunada y apenas tuvo visitantes sin embargo, “The Brooklyn Museum of Arts” le adquirió un cuadro. De Nueva York se trasladó a La Habana y logró exponer con la ayuda de unos sobrinos que tenía allí.
Regreso a Gijón
Regresó a Gijón y se tomó un descanso de varios año, que fue un periodo muy duro,lleno de penurias económicas y desaliento vital. Después de la Guerra Civil, su labor creativa fue descendiendo y sus cuadros pasaron a ser valorados y buscados por los coleccionistas, pero no le fue posible superar las penurias económicas que pasó durante los últimos años de su vida.
Obras destacadas
  • Baile de carnaval (1917)
  • Carnavalada (1930)
  • Máscaras en el campo (1944)
  • Cipriano, el hojalatero (1945)
  • Las tres brujas (1945)
  • Carnavalada de los lobos (1949)
  • Mi amigo Pedro, El pescador (1946)
  • La mujer de azul (1950)
  • Tipos de mar (1950).
Estatua
En 1946 el escultor Manuel Laviada, realizó un busto de Evaristo Valle.
Museo Evaristo Valle
museo-evaristo-valle-300xXx80.jpg
Museo Evaristo Valle. Gijón

La Fundación Museo Evaristo Valle es un museo dedicado a la trayectoria y obra del pintor gijonés Evaristo Valle. Fundada en 1981, su artífice principal fue María Rodríguez del Valle, sobrina del artista. El museo acoge obras del pintor gijonés, pero también ha organizado exposiciones temporales sobre otros artistas. Ha sido galardonado con la Medalla de Honor de la Real Academia de San Fernando en 1984 y con una Mención de Honor del Consejo de Europa a través de su comité para el premio "Museo del Año en Europa" en 1985. Está situado en el barrio y parroquia de Somió, en Gijón.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Evaristo Valle. Biografías y Vidas
Fundación Museo Evaristo ValleEvaristo Valle Turivia.com


Editor:FRB
.